en General

EL SUBESTIMADOR DE RUTAS…

Según la RAE subestimar significa estimar a alguien o algo por debajo de su valor real, y, por añadido, un subestimador de rutas es la persona que subestima una vía o un bloque on sight, es decir, siempre desde el suelo y con un simple vistazo.

Se trata de un síndrome altamente adictivo -adivinado ya en los anales de la escalada- que afecta a miles de personas a nivel mundial y cuenta con unos signos tan aparentes como característicos. Los motivos para la aparición de este fenómeno continúan siendo desconocidos hoy por hoy, aunque muchos estudiosos se decantan por los factores psicológicos y sociales como principales responsables. Algunos de los síntomas que acompañan a esta enfermedad son:

Daño o deterioro de la calidad de vida debido a las consecuencias negativas de esta conducta como: vuelos sin control, rotura de haces musculares, tendones, poleas o ligamentos al intentar realizar una ruta subestimada.

Pérdida del control por la práctica compulsiva de la conducta adictiva. El subestimador de rutas discute desde el suelo la dificultad hasta derrotar a la otra parte implicada, estas disputas racionalmente incoherentes pueden extenderse durante horas.

 

Negación o autoengaño a la hora de percibir la relación entre la conducta adictiva y la realidad . En este caso el subestimador de rutas prueba la ruta, cuestión que hará florecer nuevos comportamientos como: multitud de gritos desgarradores carentes de lógica,  injurias y ofensas hacia los dioses de todas las religiones y atribución externa de los hechos, también order cialis online conocida como excusa rastrera o del manual del Moñas (bájame que me aprietan los pies de gato, ayer entrené demasiado, los agarres están húmedos, me estoy cagando, tengo magnesio en la lentilla,  la última cerveza de anoche me ha matado, me ha dejado la novia y no estoy en lo que tengo que estar).

Uso a pesar del daño, lo cual se manifiesta con la práctica continuada de la conducta adictiva. Sus delirios de grandeza le hacen pensar que es el Mozart de la escalada, y continuará apareciendo de sector en sector subestimando la ruta conseguida por otra persona, aunque al tratar de resolver esa misma ruta se percate que lo más parecido que hace a escalar es el ridículo, ademas de gastar los riñones del asegurador y testar todas y cada una de chapas.

 

– Puede desarrollar diversas adicciones complementarias que le ayuden a seguir subestimando vías  tales como: clecar, acerar sin que nadie advierta la maniobra, tallar rutas o probar la ruta en solitario durante un tiempo para luego intentar decir que la ha encadenado a vista.

Cabe destacar que ser un subestimador de rutas produce graves problemas físicos, familiares, laborales y sociales, así como un déficit severo en la capacidad de procesamiento de información del cerebro. A día de hoy, los sistemas actuales de tratamiento para adictos tienen escasa efectividad, por lo que se necesita una especial colaboración, ayuda y comprensión por parte de aquellos que encuentren un subestimador de rutas por su zona.

Al final, lo dificil se consigue y lo imposible se intenta.

Salud y buenas escaladas.

  1. Artículo cítrico que describe una realidad objetiva poco explorada. El deseo siempre camina por delante de la Razón.

  2. Muy buena ésta !!
    Cabe añadir la excusa por antonomasia del subestimador que es la rotura de cantos.

    Además, los investigadores hablan ya de una segunda fase. Ésta da comienzo cuando el subestimador encadena (cosa que no suele ocurrir con frecuencia debido al cacao mental que maneja el tío). A partir de ese momento, se producirá la subestimación de todos los encadenamientos posteriores que el subestimador no considere dignos (que serán la mayoría). Podemos encontrarnos ahora cantos que se han agrandado, “es que si yo también hiciese campus” …

  3. Este, es el texto que haya leido nunca, que mejor describe el comportamiento de gran parte de escaladores de ste mundo.
    Aqui donde escalo, hay una grave plaga de subestimadores de vias. Es algo contagioso, porque tambien empiezo yo a subestimar las vias medio en broma, pero creo que es el comienzo de una grave enfermedad.
    Citro eres un gran patólogo y te agradezco que me hallas habierto los ojos a esta grave dolencia que comenzaba a afectarme. Investigaré rapidamente para encontrar una cura que ponga fin a este mal.
    Eres un genio. Me he reido un monton. como hacia tiempo.

  4. Jaajaaaa buenisimo…… mientras leia me venian a la cabeza unas cuantas caras conocidas…

    Continua con estas entradas en el blog , me haces mas cortas las horas en el curro.

    A cuidarse!!!

  5. Efectivamente, ha descrito correctamente al subestimador de rutas, aunque para mi hay igual cantidad de sobrestimadores, tanto en la escalada como en la vida, nunca lo haré, es imposible, no tengo nivel, hay que haber empezado de niño, hay que tener todo el día libre, eso es solo para elegidos, primero tengo que tener muy bien asentado el grado para probar esto otro, no lo pruebo no soy capaz…

Los comentarios están cerrados.